domingo, 15 de septiembre de 2013

CAPITULO 1.20: DE CABALLEROS Y PRINCESAS 2.0

 

Había una vez una hermosa Princesa que se preparaba para ser Reina de su pueblo. Pero un villano Loco ayudado por brujas malas, la encerraron en un castillo vigilado por dragones, erigiéndose este como Rey, llevando represión y hambre al reino. Un día, un General Caballero en caballo blanco y vistiendo una armadura plateada reluciente, acompañado de sus caballeros y de un mago de las montañas, derribó los muros del castillo. El General Caballero y sus hombres mataron a los dragones y rescataron a la Princesa.
Luego de reunir a todos los pueblos, clanes y criaturas del reino, la Princesa, convertida líder y el General Caballero se enfrentaron al Rey Loco, derrotándolo. La Princesa, convertida en Reina y su Caballero, gobernaron el reino, y a pesar de las dificultades, fueron felices y prósperos, para siempre.
-Yaya, ese cuento tuyo está muy subversivo-, jajajajaja- murmura María Karina a ­Yamilet Humada.

María Karina acompaña a su mejor amiga en una actividad benéfica para un hogar de niños especiales. Yamilet cuenta cuentos de hadas mientras María, discretamente, ayuda a los voluntarios con medicinas y alimentos para la institución.

-María esta es la sorpresa que te tenía- Yamilet le entrega a María Karina un sobre con una invitación a una estadía en una pequeña posada en un islote al norte de Margarita.
-Yaya ¿Y esto?

-Necesitas unas vacaciones. Al menos unos días. Necesitas ver otra cosa otro clima otra gente, necesitas ver algo de playita amiga, ¡estás pálida!

María Karina abraza a su amiga agradeciéndole el gesto.

 
-¿Por qué me das esto?- Pregunta @LucioAugusto a @AliceCooper al leer el contenido del sobre que este le dio.
 
@AliceCooper y @QwamYi están cenando con @LucioAugusto en la Pagoda Verde con motivo de su cumpleaños.

-Necesitas desconectarte jefe. @Plomo va a asumir la dirección de la misión para quitarle el Oro que descubrieron en Guayana. Mañana, mientras tú estás en mar abierto, nosotros estaremos ejecutando la misión.











María Karina llega acompañada de su amiga Yamilet y Pedro, esposo de @Yaya, al yate anclado en el muelle de Marina Grande, para ir hasta la posada en el Caribe.
El Yate zarpa y despliega sus velas rumbo al norte en una travesía que durará casi un día y medio, hasta llegar a su destino.
Juan Torres, capitán retirado de la marina mercante hizo amistad rápidamente con César Augusto (@LucioAugusto) y pudieron conversar largamente  sobre las técnicas de navegación y los misterios del mar. Durante casi medio día @LucioAugusto fue un tripulante más del yate, desamarrando velas y aprendiendo a dirigir la embarcación.
 

Son las cinco de la tarde y el sol comienza a ocultarse en el occidente. @LucioAugusto se dirige a su camarote para ponerse al tanto de la misión del Oro, contraviniendo a sus subordinados que le pidieron desconectarse del asunto. Casi al llegar a la entrada de la cabina @LucioAugusto recibe una gran sorpresa. María Karina se encuentra frente a frente con @LucioAugusto en momentos que iba saliendo a ver el mar.
-¡Y tú! ¿Qué haces aquí?
-Bueno, venía a un viaje de vacaciones por mi cumpleaños y… no sé por qué…- @LucioAugusto explica desencajado y sorprendido.
-¡@Yaya ven acá! ¿Tú sabías de esto?
-Sí amiga, @LucioAugusto es nuestro amigo y yo me confabulé con sus muchachos para lograr que se encontraran. Lejos de el SIBOL, de las cámaras, de su jefe- señala @Yaya a @LucioAugusto.
-Bueno, va a ser un placer para mí contar con la compañía de ustedes. Espero que ustedes puedan sentir lo mismo- responde @LucioAugusto.
Maria Karina hace una mueca de ligera decepción a su amiga, se siente traicionada. A pesar que @LucioAugusto la liberó de los ojos y oídos del SIBOL, ella no le tiene confianza.
@LucioAugusto, en cambio, no parece disgustado, aunque no desaprovecha la oportunidad para mentarle la madre @AliceCooper por mensaje de texto. @AliceCooper recibe el insulto con carcajadas.
 
La primera noche en la isla el grupo la pasó frente a una fogata hecha por los residentes en el islote. Allí fueron entretenidos por un grupo de bailarines que hicieron una pequeña presentación de la cultura insular y luego para romper el hielo un comediante local hizo un stand-up comedy.

 
Retirados los artistas, @Yaya toma la palabra y comienza a contar la historia de su vida y de su carrera literaria como novelista y poeta. Habla del momento en que conoció a Pedro, el director teatral. @LucioAugusto interviene contando sobre el momento en que ella y su esposo se unieron a la “Hermandad”.
 
Pedro, el esposo de @Yaya también contó la historia de su vida y su apasionado noviazgo con @Yaya. La historia era la tradicional novela sobre la pareja enamorada bajo la sombra de una familia en contra. María Karina cuenta sobre su papel mediador al presentar a Pedro como un hombre digno de @Yaya ante sus padres y sobre su complicidad en los encuentros de los enamorados.
 
 
María Karina cuenta su historia como la nerd del colegio católico en el que estudió. Sin pena cuenta como @Yaya se convirtió en su heroína, el día que las “populares” de la escuela le tendían una trampa para humillarla delante de todos, una vez más. Las dos chicas malas (Yamilet y María)  decidieron poner fin al reinado de bulling de las “populares” en la escuela, derrotándolas incluso en su propio terreno. Los consejos de @Yaya ayudaron a esa nerd a salir de su capullo, dejando salir su belleza. En el noveno año, María Karina se convirtió en la “Reina” de los juegos deportivos y en la Madrina del grupo de gaitas. Todo eso sin bajar sus calificaciones.
 
María luego cuenta con pasión su entrega y sus ideales. Las vicisitudes que ha pasado en cada una de las etapas de su vida como persona pública, el apoyo de su familia y sus expectativas.
Jaime (@LucioAugusto) cuenta que él también era un nerd, pero en el Colegio Los Robles de Maracaibo, más de la mitad lo eran. También cuenta, que no era de los que se dejaba golpear. De pequeño su padre, Brian, le enseñó a boxear, correr, nadar incluso andar a caballo. Pero una de las mejores enseñanzas fue la de ser líder.
 
María Karina le pregunta sobre su papel de doble agente. Entonces Jaime, nostálgico, le cuenta que su padre también le enseñó las artes del agente de inteligencia, ir un par de pasos adelante del enemigo sabiendo sus secretos. Que gracias a él los Nazis no llegaron a tener la bomba atómica. Pero lo mejor era la historia de cómo con otros tres patriotas fundaron “La Hermandad”.
 
María se va sintiendo cada vez más en confianza con Jaime. La convicción, la pasión con la que este cuenta la historia y los éxitos de su grupo. Luego toca el tema de “su pequeña” @Doñaspirina, su hija única y directora de #FarmaVida. Ser padre viudo de una pequeña le resultó muy difícil a Jaime. La entrega y devoción de Jaime hacia sus ideales logran que María Karina vea a @LucioAugusto con otros ojos.
El segundo día de la experiencia en el islote, todos se despiertan después de las diez. Luego de desayunar las dos parejas se lanzan al mar a pescar. Las mujeres nunca habían pescado en su vida. Pedro tenía más o menos experiencia en el tema pero Jaime resultó ser un buen instructor en el tema además del capitán del yate. Pedro y su esposa Yamilet hacen un equipo que logra pescar varios peces medianos. De pronto el carrete de la caña de María empieza a desenredarse rápidamente. María siente que su caña es halada con fuerza. Jaime, sin proponérselo, logra entrar al espacio personal de María. Para sostener la caña de pescar @LucioAugusto abraza a María, con la mano derecha, muy cerca de la mano de María, sostiene la caña y con la izquierda va controlando el carrete. La sorpresa de la pareja Jaime y María fue tan grande como el tamaño del mero que lograron sacar del mar.
 


-Esta noche cenaremos mero al estilo de Jaime- anuncia @LucioAugusto.

Al llegar a tierra firme, un Jaime emocionado, toma el control de la cocina  para preparar su plato especial e invita a María Karina a ser su asistente.
 
La mente maléfica de @Yaya aprovecha el descuido de sus amigos para tramar un plan con los dueños de la posada.
Terminado el plato los empleados de la posada indican a los huéspedes a prepararse para la cena, cambiándose de ropas.
@LucioAugusto es el primero en llegar a la mesa, a la orilla de la playa y a un lado de la fogata. Pero nota con sorpresa que la misma está preparada para dos personas. María Karina llega unos minutos después. Al ver cómo está preparado todo, descubre que una vez más @Yaya se la volvió a hacer.

Para Jaime y María ese día fue muy especial, todo lo hicieron juntos, pescar, cocinar, cenar. En cada una de esas experiencias ambos se fueron conociendo mutuamente. Terminada la cena la pareja comenzó una larga tertulia, en la que se alejaron de la política y de las aventuras militares, como si la realidad no existiera, se dedicaron a conversar sobre el mar y las estrellas.


-¿De niño te gustaban los cuentos de hadas?- Pregunta María con la copa de vino blanco en la mano.

-Bueno, me gustaban más las historias sobre el Imperio Romano.- Responde Jaime (@LucioAugusto)

-Jajajaja… ¡Qué aburrido!

-Bueno hay un personaje de cuentos que me gusta bastante. Es de Alicia en el país de las maravillas.

María le presta atención y lo invita a hablar del tema.

-Mi favorito es el Sombrero Loco. Y no porque haya leído el cuento, es que me gusta la interpretación que Johnny Depp le da al personaje.



-Jajajajajaja… ¿Cómo así?

-Aparte de Shrek el Sombrerero Loco forma parte de los anti-héroes que ninguna princesa espera que la salve.
Al brindar por tercera vez las copas de la segunda botella, ya no había tema al que dedicar el brindis. Así que brindaron por su primer beso en los labios.



Suena el teléfono…








 

-Hola buenos días.

-Buenos días señorita, ¿me puede pasar a Jaime?

-Hola, soy Jaime, ¿Quién es?- responde un hombre ronco y con voz débil, como somnoliento.

-Es Romeo (@NIMITZCVN76), jefe, era para informarle que el Oro de Gómez está completo, en el lugar acordado. La mala noticia es que derribé un helicóptero del gobierno y deje al país sin luz. @PLOMO está que si me ve me mata.
 









 
 

-¡Maravilloso! Después me cuentas como fue eso. Hoy partimos para Caracas. Disculpa Romeo pero agradezco tu discreción.

-¡No, noooo, tranquilo!

María Karina llega a su casa en Caracas emocionada e ilusionada con su aventura de fin de semana. En ocasiones piensa que esta nueva relación no tendrá futuro, porque deberá llevarla en secreto. Pero luego se anima un poco, pues total, sea con el proscrito @LucioAugusto o con cualquier otro, el régimen de Nicodemo y Junodado (Ojitos Lindos) no le darán paz ni a ella ni a sus allegados, familiares o amigos.
 
Tocan el timbre de su casa y María corre a ver de qué se trata. Es una caja azul con rosas rojas en su interior y una tarjeta con el rostro del sombrerero loco. Hace mucho que María Karina no tiene días tan felices.
 
María coloca la caja en el centro de la mesa de la sala y se prepara para salir de compras al automercado, para ver, “que se consigue”. De pronto suena el timbre al tiempo que tocan con fuerza la puerta.
-¡ABRA LA PUERTA ES EL SIBOL!
María Karina abre con recelo. Se trata de la Guacamaya Fiscal y un séquito de diez agentes de la Gestapo, perdón, del SIBOL.
 
-Buenos Días María, hemos venido a llevarte presa por apátrida, capitalista, golpista, fachista, autopista y entre otras cosas porque me caes mal.- anuncia la Guacamaya Fiscal.
-¡Ja!, no sabía que durante este fin de semana me habían revocado la inmunidad parlamentaria. Además como mínimo deberías tener una orden de arresto ¿no?
-Pues fíjate que el pasado martes nos salimos de la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) y desconocemos toda esa mier##$%& de los derechos equis “X”, así que deja el melodrama, que aquí quién manda es Nicodemo y Celia. Ese papeleo es burocracia innecesaria. Te llevamos presa y ya.
 
María Karina es llevada a la Cárcel de Mujeres en los Teques y arrojada a una celda inmunda en el pabellón de las asesinas y enfermas mentales.
 
-Estarás acá hasta que Nicodemo tenga a bien dejar de retrasar tu juicio para darte una condena ejemplar. Procura no enfermarte, queremos que vivas bastante tiempo tras estos barrotes y la verdad es un fastidio estar llevando a las presas como tú al hospital- La Guacamaya Fiscala cierra la celda con odio y desprecio.
María Karina no le da el gusto de humillarse frente a semejante vejamen. Ella no llorará esa noche.
A pesar de haber pedido un teléfono para informar a sus familiares y a su asesor jurídico, este se le es negado. Pero las redes sociales hacen su trabajo. La prisión de María Karina es trending topic mundial y los diarios nacionales e internacionales se hacen eco del vejamen.
La Hermandad no tarda e evaluar la situación, incluso planear su posible rescate.
Cae la noche en la Cárcel de Mujeres y las presas continúan sus burlas y el cotilleo contra María Karina.

-¡Hey Perra Fina! Prepárate porque hoy es la guardia del "Osito". Vas a recibir el “Tratamiento de Bienvenida” jajajajaja!- Grita una de las presas con voz aguda y fantasmal.
María Karina trata de no prestarles atención y mantener la tranquilidad distrayendo su mente. Sabe que buena parte de todo este proceso es de desgaste psicológico. María saca de su bolsillo los restos de una de las rosas que pudo sacar del arreglo que recibió en su casa momentos antes de ser arrestada. Entre sus oraciones pide y se imagina ser rescatada por su caballero de armadura plateada con un sombrero de copa marrón con la etiqueta de 10/6 colgando de un lado.
 
De pronto los gritos de las presas cesan y sólo se oyen unos pasos por el corredor principal. Un hombre alto vestido en ropa deportiva color negro se para frente a María Karina. Sólo los barrotes de la celda los separan.
 
-Buenas noches preciosa- dice el hombre con voz ronca y pausada, como si se tratase de un susurro. Es “El Osito”, un peligroso violador en serie que pudo sobrevivir en el Rodeo formando parte del carro del “Pran Mayol”, y que fue liberado en la “Cayapa Judicial” por Ysis Valeria. Como parte del plan de “reincesión social”, “El Osito” es ahora el jefe de guardias de la Cárcel de Mujeres de los Teques, incluso tiene autoridad sobre los Guardias Nacionales. A su llegada “El Osito” impuso su ley de la mejor manera que él lo sabe hacer, con el terror y la violencia sexual.
“El Osito” saca de su bolsillo el manojo de llaves mientras se presenta como un hombre tranquilo y afectuoso. Consigue la llave de la celda de María. Ella está calmada, ya le han hablado del personaje. Todos saben la tragedia de la Jueza Fiona y como diputada pudo obtener información sobre cada una de las “siete plagas”. “El Osito” abre la puerta sin quitarle el ojo de encima a su víctima.
 
 
 
-Seguro estas malas mujeres ya te hablaron del… “Tratamiento de Bienvenida” ¿Cierto?
-Sí. Tu “tratamiento” es arto conocido, incluso en la calle- responde María Karina.
-Bueno, voy a necesitar cierta colaboración de tu parte. Necesito que te resistas y grites, porque sólo así me puedo sentir, digamos, complacido.
María suspira y le sonríe al sádico, respondiéndole –veré que puedo hacer.
La falta de interés de María desata la furia volátil del “Osito” y saca de su cinto un enorme chuzo.


 
-Ven acá estúpida crees que estoy jugando. Te voy a rajar la cara ¡Perra!
El rostro de María cambia de la apatía al terror y comienza a suplicar que no le haga daño con el arma cortante.
“El Osito” toma a María del cabello con la mano izquierda mientras sujeta su chuzo con la derecha. Tomada del pelo, la arrastra al pasillo mientras María grita de dolor. “El Osito” la echa al suelo. María sólo grita y llora, no da mayor resistencia. “El Osito” piensa, que era de esperarse, es una chica fina y educada, no va a hacer mayor cosa. Dominada su víctima en el píso “El Osito” no duda ponerse de rodillas entre sus piernas y bajarse el mono negro dejando al descubierto su pene. Luego rompe el pantalón de su víctima con fuerza descomunal mientras continúa gritando y llorando. “El Osito” oculta su chuzo, ya no le hará falta. Confiado que será pan comido “El Osito” apoya su brazo izquierdo en el suelo mientras usa su mano derecha para estrangular a María.
María sin perder la calma comienza a acariciar el costado del enorme hombre con su mano izquierda mientras este le replica – ¡No me sobes! ¡No se supone que te guste!
María coloca su mano en forma recta y clava sus dedos en el final de sus costillas. Con el pulgar sujeta otra costilla y luego las tuerce con todas sus fuerzas provocando un dolor indescriptible en el agresor. “El Osito” pega un grito y se le voltean los ojos. María une su mano derecha con la izquierda, entrelaza sus dedos y golpea el codo derecho del “Osito”. Luego  toma su mano derecha y la coloca en la barbilla del agresor mientras cuela la izquierda por detrás de este y tomando su enorme cabeza, le disloca el cuello con un rápido movimiento. Con un movimiento de la pierna izquierda logra voltear ambos cuerpos hasta ponerse ella encima mientras asfixia al agresor presionando su cuello herido con el brazo izquierdo. “El Osito” se encuentra lo suficientemente aturdido como para no poder evitar el par de puñetazos que le dislocarán la mandíbula. Superando los escrúpulos, María sujeta los testículos de su agresor y los hala fuertemente, luego toma el pene y lo quiera hacia la derecha casi 180°.
María se pone de pie en una pose similar al David y Goliat de Donatello desatando las hurras y los gritos de las presas. Algunas pranas, con derecho de abrir y cerrar sus celdas, salen al pasillo, le dan un mono limpio para cubrirse y luego la pasean en hombros por toda la prisión.

 

En este punto el que lee se preguntará, ¿cómo es que una mujer tan delicada tiene tanta fuerza? A raíz del Coliseo de la Asamblea donde ella fue brutalmente golpeada, María tomó la determinación que más nunca sufriría este tipo de atropellos. En uno de sus viajes al exterior, tomó clases Krav Maga y otras técnicas rápidas para aprender a pelear.
 







Haber dejado fuera de combate al jefe de la guardia de la cárcel aceleró la presentación de María Karina ante los tribunales. Si antes no había un delito firme por que juzgarla, ahora que María infligió heridas graves al “Osito” los sátrapas del sistema judicial ahora tienen un caso.
 
Hace su entrada un juez enmascarado.
-¿Qué es eso? ¡Lo de los Jueces sin rostro es cierto!- María Karina se pone de pie de la sorpresa que recibe. Su abogado, Juan Gratiñón la toma del brazo y le pide sentarse.
-Bueno días Pueblo y Puebla. Yo soy el primer Juez sin rostro, pero también habrán juezas sin rostra.
 
-No, no, no. Esto se cuenta y no se cree. ¿Eres tú Nicodemo? No puedo tener tan mala suerte, jajajaja-
-Pero bueno Rea, guarde la compuestancia. Además ¿Cómo sabes tú que soy yo? Si estoy encapuchado- Pregunta el Juez.
-Es que basta con escucharte hablar como un idiota para ver que eres tú Nicodemo ajajajaja- María Karina no para de reír mientras el abogado trata de disimular su risa también.
-Idiota no rea, idioto. Vea si aprende a hablar delante de su señorío- Exige el Juez.
-Señor Juez sin rostro. Como Fiscal acuso a Maria Karina Merchán de intento de hoicido contra la persona de Yakson Manuel Moncada alias “El Osito”, jefe de guardias de la Cárcel de Mujeres de los Teques- informa la Guacamaya Fiscal
-¿Ah sí? Cuénteme de las lesiones que sufrió este honorable ciudadano, señora fiscala.
-El casi occiso…
El abogado de Maria Karina se sobresalta y se pregunta -¿Casi occiso? ¿Donde coñ#$% esta gente estudio derecho?
-El casi occiso sufrió traumatismo severo de las vertebras cervicales, dislocación de la mandíbula con rotura de dos muelas, fractura de dos costillas derechas con perforación del pulmón, desgarramiento de los testículos con separación de los vasos deferentes, fractura de pene y hematoma anal.
-¿Hematoma anal? No recuerdo haberte hecho nada por allí- Le grita María Karina a su agresor vendado en la cabeza, con collarín y cabestrillo.
“El Osito” desde su puesto voltea la mirada de vergüenza en otra dirección. Recuerda que el hematoma anal se lo hicieron las doctoras forenses con una, innecesaria, rectoscópia exploratoria. Mientras estas doctoras le realizaban el procedimiento le recordaban haber atendido a muchas de sus víctimas vivas y muertas.
-Bueno en vista de estas pruebas vivientes y que la acusada rea admite haberle hecho estas cosas horribles a este humilde hombre, ciudadano ejemplar. Cuyo único error fue darle la bienvenida a esta malvada mujer, mostrándole su cariño y su afectación. Maria Karina te condeno a la pena de muerta en el paredón.
El abogado Juan Gratiñón se pone de pie y protesta -¡La pena de muerte es anticonstitucional!
-Me sabe un comino si es o no anticontutucional. Yo ni sé donde nací, lo que sí es seguro es que no soy venezolano y aquí estoy de presidente y juez sin rostro. ¡LLEVATELA GUSANO!- ordena el Juez Nicodemo.

Esa misma noche María es llevada a un paredón que queda al fondo del patio de la Cárcel de Mujeres. A su izquierda está el edificio de los pabellones desde donde las presas gritan vítores a su heroína y a su derecha está una larga pared exterior que da a la calle. Al final de esta pared está una garita con guardias que cuidan el perímetro de la cárcel.

 
Hace su entrada el pelotón de fusilamiento dirigido por otro terrible criminal “reinserto”. Otulio Guerra, conocido por sus colegas en el mundo hamponil como “Cabeza e Motol”.
El pelotón se forma delante de María Karina y preparan sus fales para la ejecución. Pero “Cabeza e Motol” hace un previo.
 
-¿Sabes qué diabla? Voy a vengar a mi amigui “El Osito” haciéndote lo que él no te pudo hacel-“Cabeza e Motol” se aleja del pelotón debidamente alineado y toma a la acusada por el cabello y la voltea con vista a la pared.
 
Un estruendo llama la atención de “Cabeza e Motol”. Ambos voltean a ver. Un tanque Ruso T-90 acaba de derribar la pared exterior de la prisión, aplastando al pelotón de fusilamiento y abriendo un boquete en el edificio de los pabellones.
 
La escotilla de la torreta se abre y una figura sale del interior del tanque. Es el sombrerero loco. Rápidamente el Sombrerero salta hasta el piso del patio y camina hacia “Cabeza e Motol” y María Karina.
 
 
Los hombres de la garita disparan contra el tanque. La torreta del tanque apunta hacia la garita. Los hombres de la garita salen despavoridos, sólo uno con ínfulas de héroe se queda disparando sin cesar al tanque. El tanque dispara, desintegrando la garita. Las presas gritan  y aplauden el desastre.
 
“Cabeza e Motol” saca del cinto un machete y arremete contra el Sombrerero Loco. El Sombrerero está armado con un bastón de acero con empuñadura en forma de bola. “Cabeza e Motol” lanza un sablazo con su machete de izquierda a derecha. El Sombrerero lo esquiva agachándose y luego con la punta del bastón golpea fuertemente a “Cabeza e Motol” en el abdomen, doblando al enemigo hacia al frente. El Sombrerero gira el bastón y le dá otro golpe con la empuñadura en las costillas haciendo que el enemigo se tambalee. Luego en otro giro del bastón, lo toma con las dos manos, estrellando la mitad del cuerpo del bastón en la nariz de su oponente, cayendo este al suelo, siendo el piso el que lo detiene.
 
El Sombrerero camina hacia María Karina para liberar sus cadenas pero María grita al ver un movimiento de “Cabeza e Motol” detrás de su héroe.
“Cabeza e Motol”, tirado en el piso, logra sacar un revolver para matar al Sombrerero o a María Karina. Justo cuando va a presionar el gatillo, los sesos de “Cabeza e Motol” ruedan por el patio en dirección al tanque. El Sombrerero es más rápido con su Walter P99.
Una nueva figura emerge de la torreta del T-90. Esta tiene orejas de conejo. Toma el control de la ametralladora NSV de la torreta y amedrenta a los guardias que tratan de bloquear la entrada.
 
El Sombrerero libera a María Karina de sus cadenas y rápidamente entran al tanque. El tanque se retira hacia el centro de la ciudad.
Las presas aprovechan el boquete para salir. Pero la gran mayoría de ellas no escapará, algunas se van a ir de fiesta o a visitar a sus familiares y amigos para echarles el chisme y luego volver enratonadas como si no hubiese ocurrido nada. Es que en Venezuela, ciertos presos son más productivos dentro de la cárcel que fuera de ella.
Para pasar desapercibidos el Conejo iza la bandera del Colectivo el “PIEDRAZO”. Ningún Guardia, Militar o Policía se extrañará que un tanque de guerra ande por la calle como cualquier otro vehículo mientras use esa bandera.
 
María Karina abraza fuertemente a su salvador el Sombrerero Loco.
-Te dije que te sorprenderías de ver a este héroe salvarte- replica el Sombrerero, que no es otro sino Jaime (@LucioAugusto) disfrazado. El Sombrerero presenta a su tripulación –Estos son mis muchachos, Largo el “Conejo del tiempo” y Piero, el "As de espadas".
Un grupo de borrachos está a las afueras de un depósito (Mbo: Licorería) bebiendo el trago que está de moda “El Antioqueño” cuando su tertulia es interrumpida por el enorme tanque. Tres autos mercedes benz, color negro, llegan al lugar donde se detiene el tanque y los personajes del cuento se bajan y abordan los autos para luego huir. Los borrachos se quedan viendo las pequeñas botellas de medio litro del alucinante licor.
 
En el concejo de investigación, la Guacamaya Fiscal y dos Jueces de la Corte Marcial llaman a declarar al General Julián Torres Aguirre.
 
-General Explíquenos cómo fue que un tanque T-90 fue robado del Batallón Bolívar, su batallón, ayudó en la fuga de la convicta María Karina y luego de recorrer todos los Teques terminó frente a una licorería a las afueras del barrio Las Lomitas.
 
-Señorita no le sabría decir- responde el hombre temeroso y confundido –Yo sólo sé que teníamos una bacanal como todos los fines de semana en el comando y cuando llegaron las prepago vestidas como Alicia en el País de las Maravillas, varias barajitas y una Reina Mala Maluca, pensamos que el Sombrerero, el Conejo y el As de espadas eran los chulos. Ellos traían las bebidas…
 
 
A las afueras de la Capital María Karina y Jaime están reunidos una vez más.
-¿Qué harás ahora?- Pregunta Jaime (@LucioAugusto).
-Lo de siempre, luchar contra este régimen pero ahora en la clandestinidad.
-Cuenta conmigo- ambos estrechan sus manos y  se dan un fuerte abrazo.

ES EL CAPÍTULO FINAL DE ESTA TEMPORADA PERO NO EL FINAL DE LA HISTORIA. ESTA HISTORIA TERMINARÁ EL DÍA QUE USTEDES, DESEEN TERMINARLA.




Tampoco te pierdas el Comandante Panelo
Sigueme por twitter


domingo, 8 de septiembre de 2013

CAPITULO 1.19: EL ORO DEL BENEMÉRITO

 
Como todas las tardes a la famosa “hora del burro”, las 3pm, Juan Bautista Urbano inicia su programa de radio, “La Lámpara de Urbano”. En él, dedica un tiempo a la música de artistas no muy conocidos del Jazz y los ritmos Latinos Caribeños. Luego hace una tertulia con algún invitado o un monólogo con sus puntos de vista sobre la situación del país. Abre los micrófonos a la participación de sus radioescuchas, que casi siempre son los mismos, un público popular pero intelectualmente muy selecto. Pero la Lámpara se destaca de todos los demás programas de su tipo, por poner énfasis en esos pasajes de la Historia de Venezuela que pocos venezolanos y extranjeros conocen o recuerdan.
 
En el programa de hoy Bautista Urbano hablará de una leyenda que permanece en el imaginario popular de la tercera edad; “El Tesoro del Benemérito”.

 
“Voy a hablarles hoy de Eloy Tarazona, uno de los hombres más enigmáticos de la Venezuela del primer tercio del siglo XX… Vistiendo su uniforme militar color kaki, aquel hombre de piel curtida y mirada tenebrosa, se paseaba silente entre los fogones y lo vigilaba todo... Tarazona debía probar todo plato de comida que saliera de aquella cocina, si su destinatario final era el General Juan Vicente Gómez (El Benemérito)… Cuando la vida del Benemérito se iba apagando, a principios de diciembre de 1935, por toda Venezuela corrió el rumor de que El Benemérito había dejado un tesoro escondido y que Tarazona era el único que conocía de su paradero....”

 
Mientras el locutor Bautista Urbano, va contando las aventuras y vicisitudes de misterioso personaje, el imaginario de su audiencia se traslada en una especie de máquina del tiempo hasta el momento aquel en que Tarazona ejecutaba la orden de su envejecido patrón.

Era Mayo de 1935 en un paraje solitario y alejado del estado Bolívar. Tarazona dirige a medio centenar de hombres, traídos del páramo, exclusivamente para cumplir una misión secreta. Esconder el Oro del Benemérito del alcance de sus ambiciosos herederos, en una vieja mina explotada por los españoles en los tiempos de la colonia.
 
-Mire Tarazona esta es la última carreta con el cargamento, todos los demás hombres están adentro organizando las galeras, y dejando todo bien acomodadito para ver si nos vamos de aquí de regreso pa Chachopo. Porque acá vea usted, hace mucho calor y los hombres se nos están enfermando con la plaga y ya las culebras nos mataron a uno llegandito- protesta Hermógenes, el peón más viejo del campamento, quién siempre luce un sombrero negro pelo de guama.
 
 

Tarazona asiente aprobando el plan de Hermógenes. El misterioso hombre es de muy poco hablar y más de actuar.

Cuando Hermógenes y el resto de la cuadrilla se adentran en la caverna de la vieja mina, Tarazona descubre el detonador oculto entre los matorrales, a cincuenta metros de la entrada de la mina. Coloca los cables en los electrodos y procede a volar la entrada de la mina, con los cartuchos de dinamita que había preparado días antes de llegar la cuadrilla con el oro.
 
El estallido aturde a los peones y el destello de la explosión los ciega. Algunos peones quedan sepultados entre los escombros pero el complejo de galerías queda intacto, preservando el valioso cargamento.

Comienzan a escucharse los primeros gritos de auxilio dentro de la mina. Los hombres en medio de la oscuridad absoluta deambulan de un lado al otro chocando entre sí o contra las paredes de roca filosa. Algunos caen en agujeros y no se oye más de ellos. Durante horas, tal vez dias, se escucharán gritos y lamentos en el interior de la mina, pero afuera varias toneladas de roca y kilómetros de sabana impiden que los clamores de ayuda, sean escuchados. A pesar de haber algo de agua y alimento en el interior de la mina, la oscuridad total impide verlos. Todas las lámparas fueron apagadas o destruidas por la explosión. La falta de aire puro comienza a hacer estragos en los sobrevivientes. Uno a uno, los atrapados callan, los gritos dentro de la mina se van apagando hasta que el silencio total se apodera del lugar.
El tiempo se ha detenido en la oscuridad y el silencio absolutos. Hasta que un ruido agudo interrumpe la paz del lugar. El ruido se hace cada vez más intenso y se mezcla con el crujir de las piedras. De pronto una chispa naranja vuela por el lugar haciendo una trayectoria parabólica. Cientos de chispas aparecen y forman un cometa en un punto en la negra oscuridad, y el ruido es cada vez más intenso. El cometa formado por las chispas ahora parece un aro incandescente. El ruido se detiene. Se oye un metal escurrirse entre las piedras. Un pequeño halo de luz solar pasa por el agujero dejado por el objeto chillón, pero no ilumina lo suficiente el lugar. El agujero se oscurece, como si algo pasara a través de él. Hay un nuevo sonido de escurrimiento en la roca, pero esta vez menos agudo. De nuevo el silencio. Sorpresivamente un rayo concentrado de luz verde ilumina el lugar. La luz hace una línea vertical color verde intenso en las paredes de la mina. Un gusano de color negro brillante sale del agujero, apuntando su luz verde de un lado al otro de la mina, hasta detenerse. La luz vertical ilumina el rostro cadavérico de un hombre con sombrero negro y se escucha en la radio: Босс! Приходите посмотреть на это (¡Jefe! Venga a ver esto).
 
Tres helicópteros surcan el cielo de la Gran Sabana a toda velocidad. Se trata del helicóptero personal de Ojitos Lindos, escoltado por dos Mil-Mi 35 artillados.

   
 
Ojitos Lindos tiene una charla dentro del helicóptero con el Vice Almirante Urrutia:

-Gracias Urrutia por prestarme la escolta. Por cierto chico, ¿como quedó la cosa en las costas del Esequibo?- Pregunta Junodado.

 
-Bueno tú sabes que nosotros hicimos un amago que nos molestamos por la soberanía y todo ese cuento, porque Guyana va a poner unas petroleras a explotar esas aguas. La idea es como nos dice el General de la Guardia Costera, tú sabes, Ocampo, tu discípulo; que nos paguen una vacunita para ponerse allí. El riesgo es que las petroleras pongan submarinos de la OTAN a cuidar esas aguas y se nos caiga la maraña.
 
-Bueno pero hacemos una campaña internacional sobre la soberanía ¿no?

-No hombre ¿Qué soberanía y que ocho cuartos? Vainas perores están pasando con nuestra soberanía en este momento y nadie dice nada, nadie hace nada, ni harán… y todos felices y contentos. Je Je Je Jeeee.- Urrutia ríe mientras campanea su vaso de whisky 18 años.

-Urrutia ¿Y cómo quedo yo ahí?- Pregunta Ojitos Lindos.

-Bueno chico, no sé. Tienes que inventarte algo y rápido, porque aquí entre nos, desde que el Autobusero loco “tomó el control”, la orden es dejarte fuera de todos los negocios. Aunque uno no te echa la cabra pal monte por la solidaridad profesional y que gracias a ti estamos donde estamos. Pero Panelo ya murió aunque nos obliguen a decir que vive, en los saludos. Eran otros tiempos y los oficiales jóvenes comienzan a tener lealtad al nuevo jefe aunque no lo respeten porque está loco.

-Tienes razón, el tiempo juega en mi contra.

-Por cierto tengo una carajita nueva, que está más chévere y linda que Diosa. Dame mi parte de esto rápido porque tengo que montarle un apartamento en Miami y comprarle un carrito.
 
Las tres aeronaves aterrizan en una explanada a las afueras del caserío de San Juan de Cochino Triste, a veinte kilómetros del Manteco al este del embalse del Guri.
 
Ojitos Lindos baja de su helicóptero y tres hombres caucásicos de alta estatura se acercan a él. Uno de ellos es Dimitri Urunov, gerente encargado de la compañía minera rusa Ruvplaz-Chenaev. Esta compañía bajo la mampara de empresa mixta, explota oro y diamantes en la región desde hace diez años, con una concesión cuya legalidad es dudosa.
-¡OH TOBARISHCH MILYYE GLAZA! Bienvenidos a mi humilde morrada temporral. Apenas hicimos el descubrrimiento no dudamos ni un minuta en llamarle tobarishch. ¡Es asombrroso!
-Dime ¿cuánto oro es lo que hallaron?

-La cuenta de nuestrra gente daba ciento trreinta y dos mil lingotes de un kilo. Eso da como seis mil millones de dolarres en el mercado actual. Ya despaché nuestrra mitad del orro a nuestro jefe Putin. Perro ya cogí mi parte, como me enseñaste tobarishch, ji jiiii- Dimitri golpea el hombro de Ojitos Lindos le pica el ojo.
-Tendremos que hacer un par de viajes en el Mil-Mi 26 para mandar ese oro a mi casona en el Furrial. Urrutia haz los preparativos- ordena Ojitos Lindos.
 



Los principales miembros de la Hermandad están reunidos en el Mando Central para recibir las instrucciones del nuevo plan.

Hace su entrada Ramón Ballestas, conocido por el resto del país como “¡PLOMO!”.

-Romeo, ¿este no es el tipo del programa de radio? ¿Y @LucioAugusto?- Murmura Piero (@ElPadrino).

-@PLOMO es el cuarto comandante de la Hermandad y @LucioAugusto está de vacaciones.

-¿De vacaciones? ¿Con tantos problemas?

-SEÑORES, ORDEN EN LA SALA- @PLOMO golpea el improvisado estrado. -Como algunos sabrán @LucioAugusto se fue de vacaciones- @PLOMO hace un gesto inesperado guiñando el ojo y mostrando el pulgar a @AliceCooper y este asienta y sonríe sin mostrar los dientes.

-¿Qué fue eso @AliceCooper?- Piero pregunta ligeramente angustiado.

-Ya lo sabrás hermano.

@POMO enciende el video beam y muestra una barra de oro con las letras EUV, en grande y JVG en letras más pequeñas.

 
-Hace una semana la compañía minera rusa Ruvplaz-Chenaev, que por cierto, tiene una concesión de explotación minera en una zona, que es afluente de la represa del Guri, y es PARQUE NACIONAL, descubrió el tesoro de Juan Vicente Gómez.- indica @PLOMO alzando la voz en cada una de sus aseveraciones. –Los rusos se quedaron con la mitad del Oro, pero adivinen, ¿Quién se quedó con la otra mitad?- @PLOMO pasa la diapositiva y muestra una cara enorme de Junodado (Ojitos Lindos)  –¡ESTE FORAJIDO QUE HAY AQUÍ!

 
-Este hombre va a tener que tomar algo porque le va a dar algo- murmura Romeo.

- Son casi tres mil millones de dólares en Oro. Junodado sabe que se está deteriorando su poder y viene el ocaso de este régimen. EL NECESITA sacar este oro del país y venderlo.- Prosigue @PLOMO. -El plan es quitarle ese Oro a este señor en ese movimiento desde su bóveda en el Furrial hasta el puerto marítimo de Güiria. Espero se hayan leído los detalles del plan.

-Señor- Levanta la mano Romeo e interrumpe -Este plan requiere mucha gente ¿De dónde la vamos a sacar?

-Por la gente no te preocupes hijo mío, yo traje directamente desde el “Imperio Negro” de Curiepe al grupo nueve de la Hermandad. ¡Pasen muchachos!

Hacen su entrada treinta hombres negros entre jóvenes y adultos contemporáneos de diversas contexturas físicas y llenan el salón.

-Voy a hacer un comentario racista, pensé que el “coletivo” nos había invadido- dice Lucas @Perrofino.

-Ok, superamos el tema de la gente pero y el ¿oro?, hay que reemplazarlo con algo creíble ¿no?- Cuestiona Romeo.

-Ahí es donde entra en escena la chinita esta ¿Qwam te llamas tú?- Responde Plomo

-Les vamos a ploveel olo falso. Balas de plomo envuelto en chapa de latón dolado y pulilo que vende mi tío en la juguetelía de mi tío.- responde Qwam

-¡Son 63.000 lingotes de oro! ¿Tu tío tiene tanta existencia de esos lingotes falsos?- Pregunta Romeo preocupado.

-Si. Tolo el tiempo pilen esos lingotes pala cumpleaños y lepelilas de soltelos.

Romeo queda un poco consternado y pregunta -¿Y para que alguien querría un lingote falso para su despedida de soltero?

-No sé pelo nuestlos plincipales clientes son emplealos del Banco Centlal.

El público presente se mira las caras con desagrado, como si la afirmación de Qwam hubiese develado un desagradable secreto.

Junodado parte de su casona del Furrial en su helicóptero personal, escoltado por los helicópteros del vicealmirante Urrutia. También parte una gandola de chuto rojo y furgón blanco.

-Amigo ¿Por qué escoltamos esa gandola tan valiosa desde el aire y no desde tierra?- Pregunta Urrutia a Ojitos Lindos.

-Simple, tenemos que ser discretos. Escoltar desde tierra significa llamar la atención de nuestros enemigos opositores y tener que dar más dinero a más gente. Estoy reduciendo gastos porque la cosa no está muy buena.

Arquímedes y su ayudante Yon están en la gandola millonaria. Arquímedes coloca un adorno de dados de peluche color rojo para darle un ambiente más personal al chuto es chino recién estrenado.
 
Hay un puesto de control de la Guardia Nacional a las afueras de Caripito. La Gandola Millonaria, roja rojita se detiene. Arquímedes está tranquilo, tiene en su poder un salvoconducto firmado por Junodado que le permitirá pasar por todos los controles sin ser revisado y el teléfono de éste por si acaso algún oficial se pone desconfiado.

-Estacione la gandola a un lado de la vía y bájense del vehículo- Ordena el guardia.

-Pero señor mire este permiso- Arquímedes muestra el papel.

-Igual, se va a poner allá y se va a bajar del vehículo mientras revisamos.

Junodado y el vicealmirante Urrutia están preocupados, tal parece que el punto de control no pudo ser superado.

-Ese infeliz guardia me la va a pagar- dice un Junodado furioso.

De pronto Urrutia ve algo asombroso. Nueve gandolas exactamente iguales a la gandola millonaria de Arquímedes se colocan en el mismo lado de la vía. Unas adelante y otras atrás de Arquímedes. El Guardia obliga a Arquímedes a salir del puesto donde estaba para colocarse frente a una de estas gandolas, mientras otra gandola se coloca detrás de Arquímedes. Luego el guardia repite la operación un par de veces más.

-¡Viejito aquí está pasando una vaina rara hay que bajar YA!- Ordena Junodado al piloto -¡Urrutia no le quites la mirada a mi gandola!-

El helicóptero no tiene muchas opciones para aterrizar, debe hacerlo en un claro que se encuentra a trescientos metros del punto de control. Mientras tanto el falso guardia juega a ¿Dónde está la pelotita? Con las gandolas y hace bajar a Arquímedes y a su ayudante Yon.

Junodado llega a la carpa improvisada con los falsos guardias y los ocupantes de su gandola.

-¡Deja ir a estos hombres y CLAVATE DE MOÑO YA!

-Señor este es un punto de control y yo soy el encargado- responde el guardia que ordenó a Arquímedes detenerse.

-¡Arquímedes ve a tu gandola YA mientras yo me ocupo de este coñ#!”!$&/&dre!- ordena un Ojitos Furiosos.

Arquímedes regresa a su gandola, aparentemente. Al entrar nota que todo parece en orden. El adorno, los dados rojos de peluche, están donde mismo. Claro tuvo que revisar otras dos gandolas para ver cuál era la suya, pues casualmente hay diez gandolas iguales en el lugar, incluyendo la suya. Arquímedes y su ayudante retoman la marcha.

Urrutia está parado afuera de la carpa mientras Junodado pega gritos y disciplina a los atrevidos guardias con toda su furia. Ve partir la gandola con el millonario cargamento pero nota una cosa extraña. Dos gandolas rojas, similares a la gandola del oro parten hacia el sur. Urrutia toma su radio y discretamente da órdenes a los helicópteros Mil-Mi 35 que los escoltaban, de seguir ambas gandolas:

-Cóndor uno, ¿me escuchas?

-Cóndor uno a Rey Cóndor, adelante.

-Hay dos gandolas rojas que acaban de dar vuelta en U hacia el sur. Vas a seguir a la primera.

-Copiado Rey Cóndor.

-Cóndor dos, ¿me escuchas?

-Cóndor dos a Rey Cóndor, adelante.

-Vas a seguir a la gandola de atrás. Van a comunicarse conmigo en clave de ver cualquier cosa rara.- Urrutia sabe que ha pasado una cosa rara. Afortunadamente el ya había cobrado su parte del oro, pero el nuevo interés de Urrutia es capturar la gandola, que acaba de ser robada, sin avisarle a Ojitos Lindos y así quedarse con el resto del tesoro.







Ojitos Lindos nota que los dos helicópteros de escolta se retiran.
-Mira vale ¿Por qué se van los escoltas?- pregunta Ojitos Lindos.
-Se van porque el Almirante Mota los está pidiendo, pero no te preocupes ya mande traer dos más de Güiria- miente Urrutia.

Las dos gandolas fugitivas se separan en la redoma Juana Ramírez, al norte de Maturín. La que iba de primera toma rumbo sur por la avenida Alirio Ugarte Pelayo, mientras la otra continúa su camino por la troncal 10. Cada helicóptero persigue la gandola que le corresponde siguiendo las instrucciones del vicealmirante Urrutia.


-@PLOMO tenemos problemas. Nos sigue un Mil-Mi 35 desde que salimos del punto de control. Haz algo porque no vamos a poder hacer el canje en Altagracia de Orituco- reporta Lucas (@Perrofino).
-Tranquilo Perrito ¡NIMITZ vamos a darle su topocho podrío a esos necios!- ordena @PLOMO
-OK, aquí Gabriel-07 tengo el Mil-Mi 35 en frente, voy a captar su atención- Romeo se acerca peligrosamente al helicóptero, le hace un par de disparos en el ala derecha inhabilitando el lanzacohetes. Luego se coloca del lado izquierdo haciéndose ver de los tripulantes de la aeronave.


 

 
Mientras estos hechos suceden al sur, al norte en Casanay (Estado Sucre), Junodado vigila su valiosa gandola. Pero de pronto al entrar por la calle Venezuela algo sorprende a al plenipotenciario enchufado rojo rojito. Una poblada rodea la gandola y detiene su curso. La poblada está por linchar al conductor. Junodado ordena que su helicóptero baje de nuevo a ver que está sucediendo. Urrutia sugiere llamar a la Guardia Nacional. Junodado observa a Urrutia y le ordena hacerlo.
Una vez en tierra Junodado corre a lo que sus fuerzas logran dar. Está asustado, desesperado. Junodado ve correr en dirección a él a Arquímedes y a su ayudante Yon.
-¡Patrón, patroncito mire esta gente le ha caído encima a la gandola pidiendo Leche y Papel Tualé! ¡No entiendo señor, no entiendo!- dice el desesperado chofer.
 
Entran en escena dos camionetas Kombat plateadas y un camión con un piquete de Guardias Nacionales. Los Guardias bajan del camión y no dudan en dispersar la poblada con el uso de “Gas del bueno”.

Junodado llega por fin al furgón y observa que está intacto pero con dos extrañas calcomanías magnéticas colocadas a los lados que dicen “LECHE EN POLVO LA CAMPECHANA” -¿Qué es esto? Alguien colocó esto para que pensaran que había Leche.
De pronto una siniestra figura vestida de negro escoltada por agentes vestidos con guayaberas blancas se bajan de los vehículos Kombat. Es Dar Vaderretro y un grupo del G2.


 

-Junodado… ¿cómo estás? Nos parece un tanto irregular que vigiles este camión de leche en polvo desde tu helicóptero personal, con tanto celo ¿acaso te has metido a traficante de productos regulados?
-¿Pero bueno chico y que carrizo te importa a ti?
-Nicodemo ha pedido poderes especiales a Raúd para combatí al corruto, o sea a tí. Después del magnicidio frustrado queplaneaste, se me encargó de vigiladte muy de ceca. ¡Cosa má Grande!
Uno de los agentes del G2 pica el precinto del furgón para abrirlo.
-¡Mira tú! ¿Qué crees que haces? Te lo advierto lo vas a pagar….
-¡Ja, Qué babbaro! No lo amenaces chico que es cubano, de los míos. Tus amenazas le saben a miedd#$”.
El furgón es abierto y a los ojos de todos queda expuesto el tesoro brillante y reluciente. El Agente del G2 corta uno de los flejes que sostiene la carga, para darle una muestra de los lingotes a Dar Vaderretro pero la pila se deshace y algunos lingotes caen en la carretera. Otro agente del G2 recoge uno de los lingotes y se los muestra a Dar Vaderretro.
-¡Cosa má Grande! Plomo recubierto de latón dorado- Dar Vaderretro va rompiendo el latón con sus propias manos ante la mirada llena de pánico de Ojitos Lindos.


 

Ojitos Lindos corre y cae de rodillas ante el Oro falso. Observa que los lingotes golpeados en el suelo son falsos también. Luego se sube al furgón y comprueba con sus propios ojos que ha sido engañado.
-Bueno mijito te dejo te dejo con tu oro de utilería. Sabrá Dios a quién pensabas fregar con él. ¡Qué babbaro!- Dar Vaderretro se sube a su vehículo y se retira.
La poblada se acerca de nuevo furiosa a la gandola que supuestamente tiene LECHE EN POLVO. Junodado se debate entre el dolor y la furia, se lleva la mano derecha al brazo izquierdo y cae despolmado en el montículo de oro falso. Urrutia y varios guardias del piquete lo cargan hasta llevarlo al helicóptero, mientras el resto del grupo de guardias cubre la retirada con sus escudos antimotines. El pueblo furioso alcanza los lingotes de oro falso y comienzan a arrojarlos contra los guardias. Cuando el helicóptero despega rumbo a Puerto la Cruz, la gandola ardía en llamas.
Estando Junodado inconsciente Urrutia recibe una llamada en su radio.
-¡Señor, aquí Cóndor dos, nos atacan los Yankis!- El piloto del Mil-Mi 35 asocia el UAV a una nave estadounidense.
-¡No te pongas a perseguir ese drone, defiéndete sin quitarle el ojo a la gandola!- Ordena Urrutia. Luego ordena la Cóndor uno ir a reforzar.

Pero el piloto del Cóndor dos, como digno soldado socialista y prospecto del hombre nuevo, desobedece a su superior y lleva más de diez kilómetros recorridos en persecución del Gabriel-07. El artillero, ubicado en la cabina inferior trata de derribar el drone con la ametralladora.


 
 
-¡Pero bueno mama$#%&o! ¿Qué no sabes apuntar con el misil?- reclama el piloto ubicado en la cabina superior.
-¡Bueno paj$#” es que toda esta miel%$”! ta en ruso yo lo que sé habla es calé diablo!
 
Romeo al mando del Gabriel-07 observa al frente una línea de torres de alta tensión y decide volar hasta ellas para poder burlar el helicóptero. El drone vuela por debajo de los cables de alta tensión haciendo zigzag con las torres. El piloto del Cóndor dos repite peligrosamente la maniobra, pudiendo tener mejores opciones sin necesidad de volar por debajo de los cables.

-Mira mama$#%&o nos vas a matá volando así ¿Qué tú crees que andas en tu moto?- reclama aterrorizado el artillero, mientras trata de recordar entre los garabatos en cirílico como se dispara el misil.
-¡Mira, mira, carajito cuidado con lo que haces!- Reclama @PLOMO a @NIMITZCVN76.
-Tranquilo @PLOMO no voy a chocar con los cables.
-¡Tu no we#$%& pero ellos sí!

El Gabriel-07 se va acercando a la subestación de San Gerónimo, llegado allí se colará en el amasijo de cables y metal para luego escapar. Pero algo inesperado sucede. El helicóptero que lo persigue roza ligeramente una de sus enormes aspas contra uno de los cables, originando un relámpago que electrocuta a todos en el interior de la aeronave y haciendo que esta pierda el control y… se fue la luz en todo el país.

-¿Pero bueno hombre de Dios no te dije que tuvieras cuidado?- Exclama @PLOMO.
-¡Oh mier#$%! Fue sin querer.
La gandola con el tesoro llega a un galpón a las afueras de Altagracia de Orituco. Allí los espera el grupo nueve de la Hermandad con otra gandola. Los negritos de Curiepe, cual hormigas, traspasan rápidamente el cargamento de un furgón al otro usando guacales de plástico como los usados para transportar cacao. @Perrofino y Maraco colaboran con el transporte y luego se alistan para salir de nuevo a la carretera. El oro está seguro. Los hombres del “imperio negro” abordan la gandola y se meten junto con la carga dejando abandonada la gandola roja.
Un grupo de piratas de carretera, comandados por el Pran “Cabeza e Motol”, llega al galpón abandonado donde se encuentra la gandola roja.

-Mira vale, vamos a llevarnos esta bicha pa vendela. Vamos a dale rápido porque saben que tenemos que regresar a la calcer de Yare antes de las siete. Después del conteo nos vamos de nuevo a rumbial.- ordena “Cabeza e Motol” a los miembros de su “carro” (Ven. Ganga, Pandilla).

El Cóndor uno vuela velozmente atravesando el estado Guárico. Divisa una columna de humo a lo lejos y se acerca a ver qué pasa. Parecen ser los restos en llamas del Cóndor dos enredados entre una de las torres de alta tensión. Al informar a Urrutia la novedad este ordena buscar la gandola con el oro por la troncal 10, y de conseguirla destruir sólo el chuto, no la carga.
El teniente Reverón (piloto) y el sargento Mata (artillero) recorren la carretera para encontrar la gandola.
-¡Reverón ahí está la gandola!- informa el artillero, viendo la gandola devolverse en sentido oeste-este.
-¡Dispárale un Shturm al chuto!






“Cabeza e Motol” viene cantando canciones de reggaetón del Potro cuando de pronto el misil se mete por el costado derecho del chuto matando al Pran y a todo su carro.






El Oro ha llegado a su escondite en una cueva en las montañas de carenero. No es casual que  @Doñaspirina sea la primera en coordinar la descarga, pues el primer destino de parte de ese oro será la compra de medicinas para  #FarmaVida.
No se pierdan el CAPÍTULO 20: DE CABALLEROS Y PRINCESAS 2.0, CAPÍTULO FINAL DE TEMPORADA.



Tampoco te pierdas el Comandante Panelo
Sigueme por twitter